Mi reino no es de este mundo

Mi reino no es de este mundo, y no porque yo sea especial, ni muy sofisticada o lista, sino porque en lo que hemos convertido este mundo de los #RRHH no tiene sentido alguno.

¿Qué mundo es éste en el que una persona que quiere aportar una visión diferente le catalogamos de disidente, de no seguir la “línea marcada”, de ser distingo?

¿Qué mundo es éste en el que vemos al otro ENFRENTE de mi o contra mi y no como complementario a mis ideas o visión?

¿Qué mundo es éste en el que encumbramos al pelota, al que se vende, al que guarda las apariencias (que no necesariamente las formas), al que no opina porque verdaderamente no tiene criterio propio?

¿Qué mundo es éste en el que criticamos y estigmatizamos al que quiere aportar porque está cuestionando el “status quo”?

¿Qué mundo es éste y cómo hemos sido capaces de llegar hasta aquí? ¿Cómo lo hemos permitido, por qué extraña razón no lo hemos parado a tiempo?

Resultado de imagen de mi reino no es de este mundo

Era un tema de comodidad, de miedo, de inseguridad o era un tema de fortaleza, de posición ganada, de energía y fuerza suficiente. No lo sé, realmente no tengo respuesta, lo que sí siento con tremenda claridad, es que efectivamente mi reino no es de este mundo.

Porque mi reino es más sencillo, más limpio, más honesto, también más humilde, menos truculento, menos de escaparate,  con mayor fondo y con raíces claras, limpias, fuertes.

Mi reino es el de la mirada apreciativa, el de la posibilidad, el del optimismo, el de aportar, aquel en el que la diferencia siempre implica una suma y no una resta y aún menos lleva a la división.

MI reino es menos MIO y más reino, donde todo el mundo tiene su espacio, su voz, su voto o su silencio, pero siempre su opción.

Se nos llena la boca de palabras bonitas, o de moda o políticamente correctas sobre #personas, #talento, #desarrollo… y luego en los pequeños o no tan pequeños detalles olvidamos inmediatamente que detrás, delante, debajo y sobre todo por encima de éstas, hay una persona. “Hay que tomar una decisión ya”, pero ¿si no estamos contando con su opinión, ni su interés, ni su conocimiento o experiencia y aún menos con sus expectativas o sentimientos?… da igual! La decisión hay que tomarla ya, por encima de las personas, por encima de mi reino, subyugado por TU mundo.

Ese mundo que no escucha, que no perdona, al que no le interesa ni mi reino ni sus gentes. Ese mundo que se extiende como mancha de aceite sobre agua, pero por mucho que se ensucie, por mucho que se expanda, los pequeños reinos nos mantendremos alertas, luchando por sobrevivir, por avanzar aunque sea pringosos de grasa, pero limpios por dentro, seguros de nuestros valores y convicciones, fieles a nuestros sencillos principios del: “La persona es mayor que el EGO”

Definitivamente, mi reino no es de este mundo… ni falta que hace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s