El “SINCERICIDIO” o las comidas de empresa

comida-navidad-empresa-sevillaLa semana pasada y ésta se producen una tremenda, y diría que preocupante, acumulación de eventos, algunos de trabajo, otros de amigos y por supuesto, por las fechas en las que estamos, también de familia (por prudencia ahí no voy a entrar…)

He asistido esta semana a dos momentos que me llevan a reflexionar y querer compartir con vosotr@s (querid@s lectores que me inspiráis y dais tantas alegrías).

Uno se produjo en un entorno de “ocio”, en el vestuario del gym, donde una compañera de mallas nos comentó que tenía la copa de Navidad (trabaja en una gran corporación que no hace comida conjunta por las dimensiones de los equipos) y que este año había decidido asistir porque es un evento donde había que dejarse ver porque los jefes casi pasaban lista. Yo le pregunté por qué en esta ocasión iba a hacer “el esfuerzo de asistir” y me dijo que se estaban produciendo muchos movimientos últimamente y había que estar y que te vieran. Y su sentencia siguiente fue la que me erizó el vello: “en mi trabajo nadie sabe lo que pienso, y cómo entiendo las cosas, y no lo sabrán nunca y aún menos los de Recursos humanos, saben mi nombre y poco más, yo hago lo que ellos quieren, no discuto y cuando me plantean alguna insensatez mi respuesta es ¡qué interesante, nunca lo había visto de ese modo!

Hay tanto que analizar ahí… Por un lado: ¡Qué sabiduría!, distinguir claramente las batallas que uno debe pelear, qué habilidad y capacidad de adaptación a un entorno tan cambiante que no sabes si el criterio de ayer es válido hoy y por tanto no vas a ser tu quien se posicione.

Por otro lado, ¡Qué tristeza! Si de verdad la mayoría de la gente piensa así, ¿qué hemos conseguido? ¿Qué estamos haciendo los departamentos de #RRHH que no generamos entornos de confianza, que no permitimos a la gente expresarse libremente? Cuanto #talento estamos perdiendo de esta manera.

El otro momento que quería compartir con vosotr@s es el famoso “SINCERICIDIO”. Ese que el sabio refranero español puede definir como “entre broma y broma, la verdad asoma”. Lo que sucede es que en este caso es “entre copa y copa, zasca”, te he colocado (porque eso no es comunicar, ni compartir, casi ni expresar porque surge como un exabrupto) todo lo que llevo tiempo queriéndote decir como compañero o como jefe.

Ahí está el “sincericida” dándolo todo (en la barra, en la pista de baile y en la charleta del canapé) sin filtros, sin temor, sin medir las posibles consecuencias. Como una lengua de fuego, ese dragón ha soltado aquello que le venía quemando por dentro, ha soltado LA VERDAD, esa con mayúsculas porque es LA SUYA, la que considera única y que el otro DEBERÍA conocer. Ahí lo deja y… el día después? ¿Quién se acuerda? Pues depende obviamente de cómo estuviera el interlocutor, lo que sí parece es que el sentimiento reinante es ambivalente: por un lado de liberación (¡ya lo solté!) y por otro de preocupación (ostrás… lo solté!).

¿Qué tienen en común estas dos situaciones?, parece ser que no estamos creando los espacios adecuados para que las #personas de la organización se expresen libremente, especialmente en los casos en los que su opinión puede ser más #divergente, y cuestionar el status quo reinante, y con ellos estamos perdiendo oportunidades de #desarrollo, de #aprendizaje.

También nos recuerdan la complejidad del ser humano, de cómo las organizaciones, a veces, hacemos difícil lo que podría ser más sencillo, si tuviéramos una mirada #apreciativa… aunque lo mismo perderíamos el anecdotario variado que nos proporcionan las comidas de empresa.

Yo sigo siendo una #millenialconcanas y también con #ganas

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Elena dice:

    Muy buena reflexión, en la comidas de empresa se sincera las personas por la emoción del momento, que puede que en el día día no se atreva ha decir, es triste pero es una realidad. Me pregunto cuál es la regla para cambiar esa actitud?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s