“El hábito no hace al monje” o los nuevos espacios de trabajo

el_habito_no_hace_al_monje-600x372Efectivamente nuestro refranero es rico y sabio y como dice esta sentencia: “el hábito no hace al monje” pero también sabemos que hay muchos aspectos que facilitan o ayudan a una conducta o desempeño concreto. Aspectos externos que nos influyen como seres humanos y sociales que somos.

Porque seamos claros, señoras: ¿es lo mismo ir todo el día subida al tacón que poder llevar bailarinas o zapato plano?, y señores: ¿es lo mismo estar con traje y corbata en agosto que ir cómoda y elegantemente vestido con unos chinos y una camisa? Pues, sin estudio científico que lo avale, me atrevería a decir que más del 80% (sabéis que estoy siendo prudente, algo impropio de mi), diría que preferirían que el estilo de vestir, ahora “dress code”, se relajase un poco acorde a estos “tiempos modernos” en los que tenemos que poner el foco en lo que hacemos, en lo que aporta y no sólo en el aparentar y el cómo se presenta.

Afortunadamente en esto hemos avanzado casi todos, aunque si te paseas cerca de la zona de los grandes despachos de abogados y algunas de las consultoras más renombradas aquello parece la Cámara de los Lores, con esos trajes de corte británico bien ajustaditos, eso sí, con calcetines de colorines, que se vean. ¿Qué hacen esos #millennials con el chaleco de sus abuelos? bueno en fin, que me vengo arriba con este momento hippiji y me desvío del tema.

Creo que últimamente estamos inmersos en la nueva ola de cambio de oficinas, de creación de nuevos espacios de trabajo… ¿es una moda, o una necesidad que estaba latente y que por fin ha reventado? Personalmente, y en este caso sí avalada por estudios, considero que el espacio físico es claramente un facilitador del #cambio, que no es lo mismo tener luz natural que no, que no es lo mismo estar encerrado cada uno en un despacho que compartir espacios abiertos (con sus ventajas e inconvenientes, que no todo es positivo), que no es lo mismo sentarse siempre con los de tu equipo o departamento que mezclarse con otros.

Últimamente he tenido la oportunidad de visitar algunas oficinas que ya han hecho este cambio, de conocer diferentes modelos, desde el más clásico y tradicional a totalmente abierto tipo start-up y claramente el impacto se nota. NO hay que olvidar que el tipo de personas y perfiles que están en un tipo u otro de organización condicionan aún más la cultura y el clima que trasmiten y se respira. Aún así, el gran reto está en hacer ese cambio en las compañías más tradicionales, más asentadas e inmovilistas, más “de toda la vida” y ahí es aún más impactante, porque, como siempre, el ser humano te sorprende… personas que podrían haber salido del cuento de los “hombres grises” de Momo, de repente los ves florecer, animarse, participar, salir de su “cocoon” con una energía renovada, casi olvidada, con nuevas ideas y con un grado de compromiso que ya casi habíamos dado por perdido.office-space-1744803_960_720

Entonces, ¿el hábito hace al monje? Pues no, pero claramente ayuda, y estamos en un momento en que el toda ayuda es poca, queremos trasformar las organizaciones, en algo más #ágil, que aporte valor a la sociedad, por supuesto con la rentabilidad por delante; queremos motivar e involucrar a los #millennials para que nos ayuden y acompañen en este cambio a medio plazo, yo diría que necesitamos (y no queremos, porque se ve todavía poca voluntad o al menos pocas acciones para este colectivo) involucrar, cuidar o remotivar a los mayores de 45 años… Esos profesionales que han pasado, sobrellevado y superado un par de crisis económicas y sociales, y no sé si con unas mesas corridas y sin sitios definidos, será el camino para reconquistarles.

¿Lo conseguiremos? Pues sólo con eso no, pero claramente será otro factor higiénico que sumará a otros tantos cambios e iniciativas que estamos implementando para conseguir espacios de trabajo más creativos, colaborativos, eficientes, felices, en definitiva, más humanos.

Seguiremos creando espacios más diversos, más abiertos a otros, más #millenialconcanas y también con ganas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s