Te tienes que ir

avanzar

Queridos lectores a la par que amig@s,

sabéis que intento separar mi avatar #millenialconcanas de mi vida real, pero ahora está siendo muy difícil porque creo que lo vivido merece una reflexión compartida.

A lo largo de mi carrera profesional he podido cambiar de proyectos y de compañías unas cuantas veces, es la ventaja de ser #millenialconcanas… (de todas maneras el tema del cambio lo abordaremos también otro día); pero hoy me quiero centrar en lo que sucede a la salida, que tiene que ver con la falta de comunicación que vivimos en las organizaciones.

Como me dijo un amigo, en España enterramos siempre a los buenos, porque no hay funeral en el que no se escuche “qué bueno era”. Yo soy más como dice mi madre: “a mí las flores me las das cuando las pueda oler”

¿Por qué no le decimos a nuestros colaboradores, a nuestros compañeros y por qué no, a nuestros jefes lo que nos han aportado, enseñado, lo que recordamos de ellos, lo que nos “vamos a llevar”?

Nos hartamos de hablar de lo importante que es dar #feedback, y ni sobre los temas más positivos o sencillos somos capaces de ser honestos y abiertos y de compartir con el resto por qué les vamos a recordar siempre.

Te tienes que ir porque es muy bonito recibir el cariño en forma de anécdotas de años vividos juntos. Te tienes que ir porque es halagador que personas, que sabes tímidas, sean capaces de abrirse y expresar sus emociones y recuerdos contigo.

Pero… por qué tenemos que esperar a morirnos profesionalmente para decirle a alguien que fue importante en un momento dado, que fue inspirador, que fue un referente o simplemente que agradecía su sonrisa a pesar de las circunstancias.

Creo que estamos muy necesitados de llenar los espacios de trabajo de #emociones, pero no de emociones provocadas artificialmente desde el área de #people #happiness & Flower power, sino de emociones reales, esas que salen en las despedidas cuando a la gente ya no le da ni miedo ni vergüenza expresarlo.

En las redes sociales está muy bien lanzar o recibir piropos profesionales, y es halagador que LinkedIn se llene de “eres un/una gran profesional” o “suerte en tu nuevo proyecto” de gente que literalmente no te conoce, o no ha trabajado contigo ( a ver… se agradece) pero es vacuo con respecto al que recibes de tu equipo, de tus compañeros con los que cada mañana te has tomado un café, has colaborado, te has peleado…

image001

Ese #GRACIAS, “ha sido un gusto trabajar con una persona tan profesional como tu”, o “recuerdo cuando me hiciste la entrevista”, o… esas son las #emociones que necesitamos para seguir funcionando, las que llenan de #propósito tu trabajo, y las que llenan tu vida de #alegría y #gratitud.

Ese es el #feedback que habría que dar cada mañana como los buenos días.

Sé valiente, se agradecido, sé un @millenialconcanas y con ganas…

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. CesarEscribano dice:

    Totalmente de acuerdo. Ser valiente para dar feedback positivo, pero sobre todo dele constructivo, hace crecer al que lo da y al que lo recibe.

    Me gusta

  2. martukyrizos dice:

    Que razón tienes Sonia pero de lo que hablas, “no se lleva” . Nos acordamos del talento cuando se ha marchado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s